El peso de una mala decisión

Criando Cusucos, Leo

Ya no soy el mismo de antes.
Ha cambiado mucho mi entorno y por ende cambié yo. Cambié yo y transformó como se desarrolla mi vida. Mis decisiones tienen diferentes prioridades y en una de las fallé.

Cuando se es joven el peso de las malas decisiones no tiene consecuencias tan graves. Hoy es de 13 de febrero y esta semana hemos tomado decisiones que cambiarán nuestro futuro de una manera abismal.
Cerraremos un negocio para abrir otro en lo que no conocemos casi nada.
Tenemos varias deudas personales como del negocio y me he sentido al final del túnel. Atrapado sin poder hacer nada para salir de allí.  Mi suegro nos ayudó a abrir los ojos y tengo que admitir que no tenía que haber sido él.  Tuve que yo habernos sacado de ese hoyo. Yo, que soy padre de dos niños magníficos y esposo de una mujer grandiosa. No siempre se piensa con la cabeza pero esta vez no pensé bien.  Me quedé en el hoyo porque lo conocía, porque era mi zona de comfort.

Ahora que hemos decidido entrar en este nuevo mundo les pido una pequeña oración por nosotros. Que tengan la sabiduría y la agilidad para actuar.  Aun nos falta mucho camino complicado por andar pero tengo la mejor compañía del mundo. Con ella tengo 2 opciones : preocuparme constantemente que los llevaré a su ruina o pedirle a Dios sabiduría para actuar, hacerlo y disfrutar del camino que es la aventura de nuestras vidas, de la única que tenemos.

No crean que estoy tranquilo.  No lo estoy. Como dirían los gringos,: I’m shitting bricks here. Sin embargo me rehusó a ser negativo. Tengo una familia que amo y es en ella y por ella que me siento motivado.  Espero que dentro de 3 a 6 meses nuestras historia sea otra y el panorama tenga más campo floreado. Por ahora les pide ese favor y les dejo imágenes de mi inspiración.
Un saludo,
Leo

image

Su primer diente ya visible

image

El se hizo su propia trompa de elefante

image

image

image

image

Advertisements