Hoy

Criando Cusucos, Momentos de Carambas, Pride Family, T, Uncategorized

Hoy soy vulnerable.

Yo solía ser una mujer fuerte e independiente, y hoy soy vulnerable. Solía tomar decisiones frías y calculadas, y hoy soy emociones andantes. Mi corazón era duro, estaba resguardado y solo compartido con gente que “lo merecía”, y hoy esta en la palma de mi mano, al alcance de cualquiera.

18433039428_c2ed89ce6e_z

Antes tomaba decisiones basadas, solamente, en que fueran beneficiosas y ahora tengo que considerar infinitas variables antes de determinar si el beneficio en cuestión no perjudica a alguien. Antes exigía con la misma medida en la que daba, y hoy me doy cuenta que no todos usamos la misma regla. Antes era una mujer que ocasionalmente veía la manos de Dios en mi vida, ahora me lleva en brazos.

DSC_5681

Ser mamá ha transformado mi vida, mi esencia, mi definición de felicidad y más. Todo es más complicado, más caótico y estresante, pero al final del día, por más trillado que suene, vale la pena.

DSC_5149

Esta vulnerabilidad que siento me ha hecho una mejor persona, más sensible ante el dolor y necesidad de los demás, no solo al punto de derramar lágrimas por niños ajenos o por matrimonios desconocidos, sino para extender una ayuda, en la manera en la que pueda. Además es lo que más feliz me ha hecho. Tengo una mayor facilidad para ver las bendiciones que tengo en mi vida y sentirme agradecida con lo que Dios me ha concedido. A pesar de que lloro más, y siento que mi vida se derrumba mas seguido de lo normal, soy completamente feliz, no solo soy vulnerable a la tristeza de los demás, sino a las alegrías. Me conmueve ver los más pequeños detalles de amor, expresados por bebés que no saben lo que hacen, o adultos que los planean hasta el último detalle. Es algo hermoso. La vida es algo hermoso.

DSC_5171

No sé exactamente que me llevó a escribir este post, quizás solo quería darles un breve vistazo de lo que implica ser mamá.

DSC_5087

Quizás muchas de las que no son mamás aún, o las que no tienen interés en serlo, nos vean como un caos andante, personas que no tienen interés en arreglarse, o verse bien, o personas que “no saben divertirse”. Pero quiero que sepan que este papel que se nos ha otorgado es la mayor bendición, la mayor lección de vida que he recibido, y que no lo cambiaría por nada en el mundo.

DSC_5130

¡Ojalá, algún día, tengan la dicha de sentirse así de vulnerables, y ojalá que sepamos siempre valorarlo!

Advertisements

La Misión

Criando Cusucos, Incentivar a los niños, Leo, Uncategorized

El día de ayer estábamos cenando en la casa de dos buenos amigos, en su primer año de matrimonio, luchando como todos para ser cada dia más felices, cuando mi amigo me pregunta por este blog. Mi respuesta inmediata fue dar una excusa. Llevo meses queriendo escribir y justo le he puesto un recordatorio para hacerlo, sin embargo todos sabemos que no lo he hecho. Este año ha sido uno lleno de cambios y tener este blog activo no es uno. La verdad es que la vida se mueve hacia donde uno la lleva.

Mi excusa fue que no tenía tiempo por el trabajo y la familia pero son viles mentiras. En el día a día hay poco tiempo si, eso es cierto. Hacer algo con dos niños chiquitos en la casa, a tu lado, extrañandote y deseosos de compartir tu tiempo, es imposible.  Im-po-sible. Cada vez que me venga a trabajar a la casa me veo cumpliendo el 25% de lo que me había mentalizado. Hay un cansancio constante pero no es molestia porque al mismo tiempo todo que hacen ellos te hace tan feliz.

El truco para cumplir tus metas y propósitos está basado en tus acciones. Todos los días dar un paso adelante y, lo que más me ha dado resultados a mi es hacer cada labor con 100% de dedicación. Los interruptores día a día son demasiado así que mejor dejarlos. Por completo. El resultado es impactante. Si estoy jugando con los niños eso es lo que hago. Dejo todo al lado y en realidad les pongo atención.  Disfruto de sus ojos, sus facciones, sus sonrisas, sus chistes y payasadas. Están en una edad donde lo que hacen este mes no lo volverán a hacer jamás en su vida o se volverá ordinario. Superan sus metas a diario y debo estar atento en los momentos que estemos juntos.

En el trabajo esto se traduce en: trabajar en la presentación x (45min), revisar correo (20mins), manejar redes sociales  (20mins), crear contenido publicitario (40min) etc etc. Claro que hay interrupciones y no todo se hace en el tiempo propuesto pero ¿cómo estaría mi blog si una vez a la semana le dedicará 29 minutos?

Algo que me ha ayudado a mantener mis metas a corto plazo es una hoja que llamo la misión. Es una hoja carta que tengo pegada en el baño donde escribo mi meta más importante para la semana, para el mes, para el trabajo, para mi placer personal y para el bienestar de mi familia acompañado de una frase inspiracional. Estaré adjuntando un pdf con el link de descarga pero aquí va una foto del mio. Me disculpo pero diseñado solo esta la versión de Star Wars (mio) y uno que hice para mi esposa. Si quieren poder editarlo me pueden escribir al correo para explicarles como.

wp-1467376561989.jpg

(LINK DE DESCARGA: https://www.dropbox.com/s/j515a2ujp1tr21f/The%20Mission.pdf?dl=0)

En fin, Leito se está despertando y son las 5:24 am. Trabajemos por alcanzar nuestras metas y dedicarle tiempo a lo más importante de nuestras vidas multifaceticas.  Lo importante es hacer algo todos los días para cuidar y mejorar lo que tenemos. Una flor para tu esposa, una bolsa de confites para tu hijo, 30 minutos solo para pintar ya sea solo o con ellos, has lo que tengas que hacer pero hazlo.

20160624_055704.jpg

20160616_171146.jpg

20160618_211734.jpg

5:38 – Free Style

Criando Cusucos, Leo, Uncategorized

Esta es una entrada sin propósito.

Son las 5:38 pm hora local.

Acabo de hacer 2 horas de revisar una mercadería y ¿saben que? Tengo a mi lado 2 libras y media de quesillo y me estoy muriendo por irme a la casa a relajarme, comerme unos deliciosos nachos y estar con mi familia.

Cuantas veces estamos en un lugar deseando estar en otro. Comiendo ensalada queriendo pizza. Usando ropa formal deseando andar con shorts. Manejando en trafico mientras en realidad quisiéramos estar sentados, con una cervecita bien helada, hablando con nuestra pareja.

¿La vida es lo que la hacemos? Si, pero no quiere decir que hacemos lo que nuestro niño interno desea hacer todo el tiempo. Todos tenemos responsabilidades que nos llaman, nos susurran por atención. A diferencia de la pereza que nos grita que nos unamos a ella. Esta entrada creo que será para simplemente decirles que, no nos dejemos estancar. Comamos esa ensalada con ganas. Aprendamos a disfrutar los momentos que no nos gustan. Todo en la vida puede ser un gusto adquirido. ¿Quien dice que no podemos disfrutar de correr a las 5 am? Si yo aprendi a disfrutar cambiar los pañales sucios de mis hijos ¿Que nos impide de disfrutar todo lo demás de la vida?

¿En que me enfoco cuando cambio un pañal de esos horrendos, que manchas, gotean y apestan? En las sonrisas de mis hijos, en sus ojos, en las nuevas habilidades que tienen y como se esfuerzan para mover sus piernas y llenar todo el cambiador de mierda. La vida se disfruta en cada uno de sus momentos. Así tiene que ser porque, queridos lectores, cuando la vida nos quiere dar una experiencia fea lo hace sin dudarlo dos veces, completamente y profundamente. Nosotros estamos viviendo una situación económica complicada y tenemos momentos difíciles que nos afectan mucho. ¿Y nuestros hijos? Allí están. Dando luz y siendo veleros de felicidad. Así que, nos re-enfocamos cada vez que podemos y pensamos: Si esto tiene solución, ¿Porque estar triste? A veces vemos la luz al final del túnel. Vemos como esto mejorara y entonces simplemente luchamos por ello, aunque sea difícil, aunque nos trate de quitar la paz. Simplemente luchamos y allí vamos perseverando. Casi siempre lo hago por mis hijos y mi esposa. Aunque lo confieso, a veces por un pedazo de pizza.

Saludos gentes, un abrazo,

Leo (5:48 pm)

Tiempo en Familia

Criando Cusucos, Incentivar a los niños, Momentos de Carambas, Nosotros, T, Uncategorized

Hace mucho tiempo he querido hacer este post, y no lo había hecho esperando la oportunidad de poder llevar a Lucas a disfrutar de un “Cuenta Cuentos”, del que me hablaron hace más de dos meses.

wpid-20151121_161115.jpg

Me he dado cuenta que perdemos mucho esperando a que las cosas que queremos sucedan, y no disfrutamos lo que estamos viviendo. Creamos tanta expectativa de los eventos que esperamos que cuando, si es que, suceden nos sentimos un poco decepcionados. Estoy tratando de forzarme a disfrutar de las cosas que veo a diario, hasta que lo vea así de manera natural.

Quienes me conocen saben que soy una persona extremadamente ansiosa y hasta un poco “obsesivo-compulsiva” jajaj, pero haré mi mayor esfuerzo para disfrutar hasta del desorden que ocasiona Leito para comer.

20151121_163033

Y hablando de disfrutar, les comparto una muy linda experiencia que, a pesar de no haber sido como lo tenia planeado, fue sorprendentemente agradable.

Hace varios meses fuimos a visitar la librería Casa Sol, haciendo tiempo para otro compromiso. Leo decidió llevarme a tomar un café y queríamos elegirle un nuevo libro a Lucas que, como les hemos comentado, es apasionado por los libros. A raíz de la simplicidad que ofrecen los audiolibros habíamos perdido el interés de visitar librerías como esta, pero que error habíamos cometido. Encontramos un ambiente tan agradable y lo que más nos gustó fue que es muy apto para llevar a sus niños.

20151121_162908

Muchas veces, cuando sos papá y querés salir de la casa lo que te frena es que no encontrás lugares adonde llevar a tus hijos. Cierto que técnicamente pueden ir a cualquier lugar, pero no es cómodo en todos lados, son raros los lugares en los que no te darán miradas llenas de juicio cuando uno de tus hijos hace berrinches (porque esperan a salir adonde hay público para hacerlo). La primera vez fuimos con Leito y no tuvimos ningún inconveniente, y cuando nos comentaron que todos los sábados realizan una lectura de 4:00 a 5:00 pm me sentí muy emocionada, una actividad que podía hacer con Lucas fuera de casa, y que involucraba a otros niños. Era perfecto.

20151121_161306

Y luego esperé a que fuera el momento oportuno para llevarlo (2 meses después) y el no quiso escuchar los cuentos. Al inicio se sentó y prestó 10 minutos de atención pero simplemente el grinch tendrá que esforzarse más para captar su interés la próxima vez. Lo que sí le emocionó fue encontrar títeres y muchos libros apropiados para su nivel de los cuales escoger. Como era de esperar, el que más quería llevarse era una colección de Disney completamente fuera de nuestro presupuesto, jajaj.

En general fue una tarde muy divertida, ya que salimos los cuatros y todos nos divertimos. Realmente les recomiendo esta librería Casa Sol, Lucas hasta disfrutó mucho de la repostería y el café estaba delicioso!

20151121_162325

Hasta la próxima!

20151121_163210

La dificil tarea de la perseverancia

Criando Cusucos, Incentivar a los niños, Leo

La vida parece ser mucho más fácil cuando uno simplemente recoge los juguetes después de sus hijos. ¿Cuanto tiempo nos toma? ¿3 minutos? ¿a ellos? Entre 45 minutos y 3 años luz. Darles de comer más fácil que limpiar la ropa, el pelo, las manos, el mantel, el suelo, la pared, el carro y la pared de la casa del vecino de spaghettis. Sin embargo no debemos ceder. Esta es la enseñanza que les estamos dando. Ellos deben aprender a guardar sus juguetes, a comer con su tenedor, a controlar el vaso de agua sin derramarlo, a guardar las bolsas del super mercado. Estamos enseñándoles a ser humanos y unos que valgan la pena como adultos.

wpid-20150923_151955.jpg

Nosotros estamos estado sin ayuda en la casa por el último mes y medio y, mientras más nos ve Lucas recoger las cosas, más nos ayuda. Más le pedimos que haga. No me malinterpreten. No le estoy pidiendo que nos haga el desayuno. Cada edad tiene un rango de colaboración. Me emociona tantísimo ver a Lucas ayudar a su mamita linda a guardar los pañales de Leo, a botarlos a la basura y a traer uno nuevo.

Todo es un proceso de aprendizaje. Absolutamente todo. Es aquí donde debemos enfocarnos en enseñarles los valores que deseamos que posean como adultos.

wpid-20150923_133924.jpg

Hemos botado basura, regado las plantes, operado Leones que no se podían parar más, bañado a nuestra mascota Peanut, etc, etc. No crean que nuestra casa está limpia al 100%. Son 2 niños los que tenemos y no somos magos. Tenemos que trabajar y trabajar mucho pero es parte de la idiosincracia de la vida. Espero que mis hijos aprendan el valor del trabajo y me enfocaré en enseñárselo cuando tengan edad.

wpid-20150920_133539.jpg

Me di cuenta hace poco que esto de “PERSEVERAR” no se limita a las enseñanzas fáciles. Si, enseñarle a tu hijo a que tomar en un vaso sin tapadera es fácil por más agua que sea derramada. En una piñata Lucas se quería subir a un saltarín y para quien lo conoce sabe que le encantan esas cosas pero entra temeroso. Nosotros lo incitamos a abrirse a experiencias nuevas que le ayuden a salir de su zona de comfort. Es allí donde encontramos una batalla que me costó a mí mucho y me llevo a escribir este post. Mirá la siguiente foto.

wpid-20150912_112306.jpg

Este era nuestro talón de Aquiles. Aquí es donde Lucas sintió temor y frustración. Del otro lado de este tipo de escalera hay un deslizador al cual Lucas quería llegar. Cuando Lucas llegó a esta parte del saltarín se detuvo por un par de minutos. Otros niños subieron y se dio vuelta y me dijo, “Ayuda Papá.” Algo completamente inocente. ¿Como no le voy a ayudar? Lo hago a diario para bajarse de la silla del comedor, a alcanzar algún animal que está atrapado debajo de la cama, a quitarse la camisa, a abrir algún jugo, etc.

Sentí como todo dentro de mi decía “Andá Leo — tu hijo te ocupa —  es algo complicado —  ayudale a divertirse.” Sin embargo algo dentro de mi me detuvo. Yo sabía que él podía. Otros niños lo habian hecho y está diseñado para niños pequeños. Me quedé allí. Del otro lado y lo comencé a alentar. “¡Vos podés subir eso Lucas! ¡Claro que si! Andá.” Le di mil instrucciones y comenzó. Luego se deslizaba y se enojaba. Frustrado, sin poder escalar, gritaba “¡Ayuda papá! ¡Tatas (su apodo para si mismo) no puede! ¡Tatas no puede!” acompañando las palabras con lágrimas. Comenzó el llanto pero yo le seguía alentando. Mi corazón se hacia pedazos. Habían pasado como tres minutos y él no había podido subir. ¿Lo subo? ¿Le ayudo a escalar por lo menos? Pero me quedé allí. Pasaron lo que yo sentí que fueron 30 minutos pero lo más seguro fueron otros cinco. Cada vez que se deslizaba gritaba de cólera Lucas y mi miraba, con ojos llenos de lágrimas y dudas. Yo le respondía con amor y seguridad, “Yo sé que podés hijo. ¡Te falta poco!,” y hacía todo para que mi lenguaje no verbal dijera la mismo. Confianza en él mismo es lo que debía de transmitirle y palabras de amor y de aliento. Al final, cuando llego, su cara de gozo fue uno de las recompensas escondidas que más aprecio. Allí, en su rostro aún con lágrimas brillaba una sonrisa que cargaba orgullo y emoción. Lo había hecho y completamente solo. No tardó en bajar por el otro lado del deslizados y volver a intentar. Se seguía frustrando por que no podía subir rápidamente y después de que lo hizo solo unas veinte veces más me subí a acompañarlo. Le ayude a subir al final, pero simplemente al final cuando ya tenía sueño pero no quería parar de jugar.

wpid-20150912_121039.jpg Luego partimos el pastel, le pegamos juntos a la piñata y nos venimos a la casa. Fue un día que recuerdo con alegría. Batallamos al gran monstruo del temor y la inseguridad. Le cortamos la cola y pasamos sobre él. Este es un monstruo que nunca muere pero se debe aprender a dominar. Esta vez lo hicimos juntos. En esto también debemos perseverar. En la lucha contra los demonios internos a pesar de querer protegerlos de la bestia. Debemos dejarlos afrontarlos, a pesar de que como papas no queramos, a pesar de que sea fácil olvidar la importancia de enseñarles a batallar y defenderse por su cuenta propia. Ayudémosles mientras los monstruos sean pequeños y controlables. No los dejemos llegar a ser adultos cuyos encuentros son más difíciles y con mayores consecuencias.

wpid-20150920_121551.jpg

Encomendémoslos y protejámoslos enseñándoles el camino más recto, más gallardo, menos transitado.

3 meses de alegría incrementada y una revelación

Criando Cusucos, T, Uncategorized

image

Hoy mi pequeño Leito cumple 3 meses de haber nacido. Tres meses de haber entrado a nuestra pequeña familia y hacerla mejor en un 100%. Todo se ha multiplicado desde cuentas médicas hasta pañales, pero lo principal es el amor. No solo hablo del amor de parte nuestra hacia el, pero tambien entre nosotros.
image

Ver como Lucas interactúa y ama a su hermano me hace enamorarme más de el, e igual con su padre. Cada vez que veo a Leo con los niños, veo como ha madurado y crecido, como es un excelente y abnegado padre y esposo.
image

El día de hoy ocurrió algo que he temido por mucho tiempo, nuestro pediatra nos recomendó alimentación suplementada con fórmula porque Leito no está ganando suficiente peso. Pueda que crean que es una fácil solución para el problema, pero sucede que no solo tengo que cargar con los estigmas de los demás cuando se trata de dar fórmula a un bebé, sino con los míos tambien.
image

No me malentiendan, no veo de menos a las mamás que deben dar fórmula a sus hijos, pero siempre quise poder alimentar a mis hijos con 100% lactancia materna, y decir con mucho orgullo que así fue. Con Lucas tuve la oportunidad de hacerlo por 1 año completo. Es sacrificado, pero el resultado es más que gratificante.
image

Tanto el vínculo que se forma con nuestros hijos por medio de la lactancia materna, como los beneficios que ellos gozan, no pueden ser replicados. Así que cuando me dijeron que tendría que suplementar ví como mi deseo se derrumbó, y de alguna manera sentí que era mi culpa. Que es un fracaso de mi parte no poder sustentar a mi bebé, algo “tan sencillo” que no podía lograr.
image

Todo esto encima de mis sentimientos de ineptitud, que a veces me envuelven, siendo una mamá de dos, con todas las dificultades que trae trabajar desde casa, haciendo el trabajo de casa, y cuidando a mis pequeños, mientras trato de estimularlos, me abrumó. Leo, trató de consolarme en varios momentos y yo permanecí cerrada en mi duelo de ideales, pero lo que me hizo abrir los ojos fue conversar con otra mamá que está pasando por un momento más difícil con su hijo.
image

Fue allí cuando me detuve y le agradecí a Dios que es esta la cruz que estoy cargando en este momento y no algo más grave. Debo siempre dar lo mejor de mí, y esto no es siempre lo que creo que es, Él sabe lo que es mejor para mi familia y debo confiar enteramente en esto.
image

Así que sea cual sea la manera en la que podemos ayudar a nuestros hijos, propongo que nosotras, las mamás, nos apoyemos y no emitamos juicios sobre las decisiones de las demás. Hay mucha competencia y presión entre nosotras, cuando en realidad deberíamos de comprendernos. Solo nosotras sabemos lo que damos por nuestros chiquitos, y esa es suficiente razón para unirnos.
image

Como no estar bien, si veo estos rostros todos los días?

5 años de matrimonio

De Parejas, Leo

Este viernes 3 de julio, mientras muchos marchaban por la patria, yo buscaba salir del exceso de trabajo para ir donde T y poder celebrar nuestro 5to aniversario de bodas.

Us

El tiempo ha cambiado tanto y nosotros también. El primer te amo y feliz aniversario nos lo dimos a las 12 y 43 am. Leito acababa de dormirse y Lucas salió corriendo de su cuarto al nuestro. Lo subimos a la cama para tranquilizarlo y mientras se dormía nos quedamos viendo, nos acercamos y nos dimos un beso. Fue muy lindo. Fue sincero, lleno de sentimiento y fue real. No fue un cliché. Simplemente  fue una pareja que nos decimos que nos amamos todos los dias sin importar que pasa.  La clave es que  cuando lo hacemos, lo decimos con  sentimiento. No lo decimos por la rutina. Nos prometimos eso desde un inicio. Cada te amo debe ser honesto.

20150704_171633

Tanto cambia en 5 años y en realidad invito a todas las parejas a tomar esto del matrimonio  en serio. Ser un equipo. Ser mejores amigos. Ser uno.

Just Us

Al final del día pudimos salir a celebrar gracias a la asistencia de mis suegros. Fuimos al restaurante El Adobo donde comimos tacos de pescado, tacos de camarón  y una que otra cosa muy rica. La cena destacó. (Pun intended)

20150703_195954

20150703_202649

Es distinto celebrar cuando estas de novios o cuando están recién casado a que cuando  tienes hijos. Al inicio es todo sobre el uno y el otro, solo se quieren consentir y hacer sentir únicos.  Cuando tienes hijos estas pensando en como hacerlos a ellos sentir únicos también. Mi consejo más sincero es: sean egoístas. No piensen en sus hijos en este día. Dense todo su amor como esposos. Hay que hacerla sonreír,  hacerla sentir como una princesa, hacerles saber lo bella que se ven, que son.

1416240898932

Pasé  esas 2 horas comiendo con mi esposa muy bien. Hablamos  de los hijos hasta la hora y cuarenta y cinco. Me disculpé por mi estrés y comportamiento de las últimas semanas. Le hice saber cuanto la amo y como  quiero que sea feliz.

Esto de estar casados es irrelevante si no son novios a diario. La idea no es que tener a alguien con quien compartir la casa. El propósito es tener a alguien por quien te mueres de ganas de ver, de besar y tener en brazos, de hacer  reir , de enamorar y sentirse enamorado. Lo ideal es demostrarles a ellas, por lo menos 1 minuto, que no podemos  vivir sin ellas en nuestras vidas.

2014

Para Thais-

Me disculpo nuevamente amore mio si no siempre soy así contigo. Te prometo que es cierto. No tengo vida sin ti. Sos mi cielo y sos mi luz. Te amo con todo el alma mía.  Gracias por esta vida maravillosa que me has dado. Gracias por existir. Son los mejores 5 años de mi vida.

 

——————–

Por último les dejo un pequeño video que hice. Muy mal hecho. Un resultado de hacerlo en los desvelos y pensando en el trabajo, limpiando pañales, jugando con elefantes, y miles de cosas. Lo dejé así para acordarme en el futuro de que a pesar de todos los problemas y el estrés, soy feliz y lo soy gracias a T y a la vida que  me ha dado.

 

Lucas, te quiero leer un cuento…

Criando Cusucos, Incentivar a los niños, Leo

Había una vez un fantástico niño llamado a Lucas. Divertido, encantador (aunque pueda ser huraño) y muy activo, le encantaba saltar, brincar, correr, jugar y hacer tanto más. Una cosa más le gustaba hacer. Un hábito que muchos adultos olvidamos mantener. Lucas disfruta de leer aunque no pueda entender ninguna agrupación de letras más que su nombre. Conoce algunas letras, y las conoce muy bien. La letra A por ejemplo, donde sea que la vea, la identifica con facilidad.

Disfrutando un libro que le dieron en su cumpleaños

Disfrutando un libro que le dieron en su cumpleaños

Sus padres tomaron la costumbre de leerle todas las noches. Lo hacen lo más que pueden y fallan apenas 1 vez cada 2 semanas. A veces es aburrido para sus padres leer las mismas historias una y otra vez pero Lucas las disfruta, queriendo, muchas veces, las misma historia 3 veces a la vez.

Mama leyendo con Lucas

Mama leyendo con Lucas

De tanto leer los mismos cuentos su padre un día dijo: “Lucas, déjame contarte un cuento…” y se inventó uno al instante. No era nada espectacular. Tenía el cuento algunos personajes favoritos del gran niño, a propósito por supuesto, como la vaca, el cerdo y la jirafa. Es así, como de cuando en cuando, su papa le inventaba los cuentos.

Algunos de los Libros que tenemos

Algunos de los Libros que tenemos

Es así como el padre de Lucas decidió escribirle 30 cuentos para publicarlos gratuitamente. Los cuentos están aún en producción pero aquí les dejamos uno para su diversión.

 

Un gran saludo,

Leo

 

Elefantes marchando

Ben ama los animales. Pueda que tu también lo hagas. Los animales son seres increibles y muy interesantes. Un dia de invierno Ben miró un video muy divertido de un elefante coronel marchando en la jungla. Ben se enamoró y queria tener miles de elefantes de juguetes. Se memorizo la canción y la bailaba cuando jugaba.

Un dia, llegó Papá Cusuco muy cansado del trabajo.  Inclusive se fue a desvestir de su ropa usual de saco y zapatos negros para ponerse su pijama sin tan siquiera saludar a Mama Cusuco ni a Ben. Regresó con el pelo mojado porque se había lavado la cara. Papa Cusuco les comenzó a contar que había tenido un día muy difícil, llenos de números positivos y negativos, problemas que no pudo resolver y más cosas que Ben no había escuchado a su papa decir antes sobre su trabajo. Lo que Ben si estaba seguro es que se miraba triste y enojado. Tenia la misma cara que Ben pone cuando se sentía mal porque no conseguía amarrarse los zapatos o cuando, después de muchos intentos, no encestaba la pelota en la canasta. 

Fue justo cuando Ben pensó en cómo se sentía Papá Cusuco que tuvo una grandiosa idea. Cuando Ben se siente mal, Mama y Papa hacen algo para alegrarlo. Ben podía ya ver a Mamá tomando la mano de Papá y acariciando la cara. Entonces Ben salió corriendo a su cuarto, tomó todos los elefantes que encontró, y se puso una cinta en la cabeza y la sujeto con una gorra puesta para atrás. Regresó a la sala de estar, colocó a los elefantes en una posición frente a donde Mamá y Papá platicaban y cantó a gritos la canción de los elefantes. Hizo todos los pasos que se acordaba y pudo contemplar, como mientras se iba aproximando al final de la canción, Papá Cusuco estaba sonriendo.

Al finalizar la canción Ben se quedó inmóvil frente a sus papas y Papá Cusuco se levanto de donde estaba sentado, se puso de rodillas frente a Ben y le murmuró “Gracias hijo. Te amo mucho.”

Mi corazón te habla…

Criando Cusucos, T

Querido Lucas,

Espero que cuando crezcas mis caricias aún sean bienvenidas y, sobre todo, ansiadas. Espero que mis palabras puedan brindarte tranquilidad y protección como lo hacen ahora, que puedas tomar mi mano y sentirte en el lugar más seguro del mundo. Espero que mis “todo estará bien” tengan el mismo peso que tienen ahora y que mis “te amo, pequeño” lleguen hasta el fondo de tu corazón y se queden grabadas allí cada vez que lo repito. Espero poder estar a tu lado cada vez que tropieces y caigas, para darte una mano y ayudarte a seguir tu camino, que me recordés cuando esté lejos y que mi memoria y mis consejos te guíen en tu día a día.

DSC_2552

Pero sé que algunas de las cosas que pido son imposibles, sé que tendrás que tambalear y caer para crecer. Sé que habrán momentos en los que yo no podré consolarte y que será para bien, a pesar de que mi corazón crea lo contrario. Así que te escribo esta carta, para que siempre sepas que cuando caes y me veas sentada sonriendo y diciendo “levantáte, todo está bien”, en realidad estoy asustada y desesperada por ayudarte a levantar pero sé que tenés que aprender a hacerlo solo. Sabé que ver tu cara de angustia es más difícil para mí de lo que es para vos cargarla.

2015-03-06 11.56.11

Lo que en verdad espero para tu futuro es poder darte todas las herramientas para que salgás adelante solo, a pesar de que estaré a tu lado en cada paso del camino.

Flounder

Mi pequeño Flounder

Hace pocos días le hacía una pregunta a mi papá, ¿Por qué nos enteramos de cuanto significamos para nuestros padres hasta que ya no somos más de ellos?  Y su respuesta fue exactamente lo que necesitaba escuchar para terminar de comprender: “Porque como padres no necesitamos retribución por parte de nuestros hijos. Amarlos y entregarnos es suficiente.”  A tu tiempo vas a comprender enteramente lo que quiero decirte con esto, si Dios te da la oportunidad de ser padre. Pero este es uno de los mayores deseos que tengo para vos, que podás conocer la dicha de amar a alguien tan enteramente como te amo a vos.

DSC_2450

Lucas, mi vida, mi príncipe…Espero poder siempre ser motivo de orgullo para vos, espero poder divertirte cuando estés triste y lo que más ocupés sea un distracción. Quiero poder apoyarte en las decisiones que tomés y saber orientarte, desde ahora, para que seas un hombre de Dios. Que seas ese caballero que ves en cada acción que toma tu papá. Espero que cuando crezcas todo el mundo pueda ver lo maravilloso que sos.

Dad-and-Me

Pequeño, me das la mayor alegría cuando me sonreís, cuando volteas y me decís las palabras más dulces que he podido escuchar: “Mamita Linda…”. Sos tan inocente, tan dulce, tan frágil y me das la mayor fortaleza. Quiero agradecerte por convertirme en lo mejor de mí, en una mamá. Y ahora que tendrás un hermanito, este amor que siento por vos no se va a dividir en dos, no tendrás que compartirlo. De alguna manera sé que solo va a multiplicarse, va a crecer y habrá más para vos también.

DSC_2494

No espero que tenga mucho sentido, ni cohesión esta carta. No espero que todos los que la lean entiendan lo que quiero plasmar. Ni yo lo sé bien. Pero sí sale todo de mi corazón, de este corazón que apenas ahora viene comprendiendo la capacidad que tiene de amar.

DSC_1573

Por ahora, me despido de vos hijo. Te amo más de lo que podes entender, más de lo que las palabras me dejan decir, más de lo que creí posible. Simplemente, te amo más…

-Mamá.

Cuidado con como lo dices

Criando Cusucos

Hola!
Les vengo a advertir sobre el uso de su vocabulario.
No es que les vengo a advertir de que traten de no hablar con “malas palabras” frente a sus hijos. Una que otra se escapa en nuestros momentos de debilidad- “¡P*ta m**rd* me paré en un lego!” “Cucharacha hijap***” y miles de frases más. Claro, traten de evadir este tipo de frases al máximo pero no es sobre esto que les vengo a advertir.

La manera que hablamos moldea la manera que pensamos y eso influye directamente en la manera que actuamos. Lo he escuchado ya varias veces y es un buen consejo. No soy ningún experto y no les vengo a consejar como tal. Considerenlo como una foro de prácticas probadas. Un tipo de ejemplos y consejos practicados a su alcance. Por lo tanto, cuando les digo PIENSEN EN LO QUE DICEN es por que si creo que la manera que comentamos sobre los momentos difíciles que tenemos con nuestros hijos afectan nuestro intercambio personal con ellos.

Si decimos “Hay que escoger nuestras batallas” y “Está dando guerra” estamos diciendo que hay un campo de batlla donde debe de haber un ganador y un perdedor. Ademas todos sabemos queen el amor y la guerra no hay reglas. ¿Quien podrá ganar? ¿Quien será el vencedor? ¿Se comerá todo su plato de comida? ¿Lo haremos bañarse? ¿No va a parar de gritar “NO” aqui en el supermercado?

Veamos mejor cada uno de esos intercambios difíciles como pruebas de amor donde nuestro hijo nos pide, nos implora que le demostremos como actuar en los momentos que el no sabe hacerlo. Consideremos nuestras acciones como actos que nos santificarán. Recuerden que ellos no saben lo que hacen. Ok, a veces si saben que lo que hacen está mal. Cuántas veces les hemos dicho a L1 que no se raya la pared con crayonesy aun hay veces que lo hace. Él sabe que no se debe hacer.

Atención: no les digo que no les eduquen ni que no los castiguen. Por lo contrario, les imploro que lo hagan cuando sea necesario pero es distinto hacerlo cuando lo vemos como cuando alguien es un ganador y otro el perdedor en vez de una manera para crecer.
image
–Esta foto es de hace 10 semanas!! Nos falta solo 5 para tener em brazos a L2 (Cesarea a las 39 semanas) —

Piensenlo y cualquier comentario será agradecido,
Saludos!

image

image
Hoy solo les comparto fotos viejas pero tratare de mantener fotos mas actualizadas.