Carta a Mi Esposa #1

Cartas a T, De Parejas

Para quien no sea mi esposa, estoy comenzando una serie cartas virtuales a mi esposa para que ella las pueda accesar cuando las ocupe. A ella le estamos investigando una enfermedad  auto inmune y estamos nerviosos. Ante la inseguridad le estoy creando una serie de cartas para que, cuando desee leerlas nuevamente, pueda hacerlo desde donde sea.

Carta # 1

Hola Hermosa,

Te escribo esta primera carta rodeado por nuestros pequeños que te aman tanto como yo. Anoche la pase increíble contigo y me encanta saber que estas descansando dulcemente un rato más en la mañana. Sabes que lo hago con el mayor placer del mundo pero lo hago tanto por ti como por mi.

Sos luz en nuestras vidas. Sos una luz tan fuerte que no sabes lo que estás perdiendo cuando te enfocas en las cosas oscuras de la vida. Todo lo que nos mentalizamos se hace realidad. Solo ocupamos crear la imagen en nuestra cabeza y lo hacemos. Siempre hemos sido así. No teniamos absolutamente nada cuando nos propusimos casarnos. Absolutamente nada. Simplemente nos pusimos la meta y lo hicimos realidad. Simplemente nos lo imaginamos y lo hicimos. Así fue con Lucas y Leo.

Este enfoque aplica también para los momentos de duda y oscuros. Si nos mentalizamos un futuro tenebroso y oscuro es lo que haremos. Si nos lo imaginamos lo terminaremos realizando. No es una situación de tener todas las opciones disponibles. Simplemente es de analizar la realidad en la que estamos y enfocarnos en el mejor resultado que podemos generar. Nuestra única opción es ser feliz. Claro, existen otras opciones y claro que no estamos buscando NO SER FELICES. Simplemente  debemos enfocar toda nuestra energía en ser felices. En ser en realidad felices. En hacer actividades que nos traigan gozo y nuevas experiencias. Buscar repetir aquellos momentos que nos traen sonrisas.

Así que, para esta primera carta, es lo único que te pido. Que miras el lado brillante de la luna. Sé que la noche puede ser oscura pero siempre hay algo de belleza en la penumbra.

Te amo con locura,

L. T y sus polluelos