Hoy son 4

Criando Cusucos, Leo

La emoción está a flor de piel. Se siente en el hogar. Los confites están tirados en el suelo y parece que hubo una explosión de algo muy festivo. Los niños estaban dormidos y yo, con mis ojos completamente abiertos, tenía a mi esposa en mis brazos que dormía tiernamente. En mi cabeza repasé todo lo que me ha pasado en estos últimos años. Tanto problema económico, tanto caos de la relación de unos seres queridos, tantas decisiones de negocio mal tomadas, tanta grasa en mi panza y a pesar de todo eso, he me aquí. En los brazos tenga a la mujer de mis sueños y a penas a una decena de juguetes de distancia dos hijos que son una gran maravilla y alegría para mi existir. La sonrisa se comenzaba a construir en mis labios.
Hoy, la emoción se siente como un gran rugido por dentro. Celebramos un regalo divino. Celebramos un niño con los colochos únicos y una afición por los dinosaurios. Hoy se siente la alegría no sólo del cumpleañero si no también de su hermano, sus papas, sus tíos, abuelos, primos, etc, etc.

//platform.instagram.com/en_US/embeds.js
Este es mi hijo amado, en quien me complazco.
Este es mi hijo amado, con quien juego día a día, a quien trato de educar en cada momento, en quien confío mi legado, a quien le pido que cuide al mundo con todo y sus animales y personas. Este es mi hijo amado, que me dio la bendición de ser llamado padre y sólo con eso, me otorgó, el regalo más grande que he tenido en mi vida.

Lazy Morning with my ones and onlys.

A post shared by Leo R (@lrp89hn) on May 28, 2017 at 7:06am PDT

//platform.instagram.com/en_US/embeds.js

Advertisements